El Plan Político

Los liberales llevamos muchos años “difundiendo el ideario de la libertad”; y poco hemos logrado con nuestros cursos, libros, seminarios y conferencias. Porque nos ha faltado un Plan Político, mostrando a la gente una Hoja de Ruta, con su punto de partida, su punto de llegada, y las estaciones intermedias. Por eso nos ha faltado una fuerza de opinión y electoral para concretarlo. Eso es lo que queremos los “Nuevos Liberales”, que somos liberales clásicos con un Plan Político. Con un Proyecto.

¿Qué es el estatismo? 1) Es la usurpación por el Estado de funciones y actividades que son propias de la gente, en todas las esferas, tanto en la producción, el comercio y la economía, como en las familias, la educación y los valores, en la atención médica, en las jubilaciones y pensiones, etc. 2) Además, con el fatuo pretexto de cumplir todas estas actividades y funciones –producir, invertir, educar, curar, atender, cuidar, aconsejar, asegurar, etc.– el estatismo ha ido usurpando cada vez más poderes y atribuciones a los particulares, quitando así libertades a la gente. 3) Y ha ido quitando cada vez más recursos y dinero, despojando así de medios a las personas, empresas e instituciones privadas. Y todo esto ha sido a través de leyes dictadas por el Congreso: las Leyes Malas.

¿Y qué es el liberalismo? “El ideario de la libertad” es una definición imprecisa, vaga, carente de significación, de atractivos y capacidad de convocatoria. El Liberalismo es: 1) la “devolución” por el Estado a los particulares de todas las funciones y actividades que han sido usurpadas a la sociedad civil, y a sus instituciones propias: las familias y las empresas, los centros educativos, las iglesias, y demás sociedades naturales, y asociaciones voluntarias privadas. Por consiguiente, el Liberalismo es además, 2) la devolución de las libertades conculcadas, y 3) de los recursos despojados. Lo cual tiene que ser a través del Congreso, para revertir el proceso: derogando las Leyes Malas.

Porque así como hay 12 Pasos para salir del alcoholismo, también hay 12 Pasos para salir del estatismo.

I. “La Salida”, un medio de prensa, puede ser revista, periódico o radio. Objetivos: 1) Dar a conocer el Manifiesto Liberal y el Plan Político, en el contexto de la realidad diaria, mirada y mostrada en clave de liberalismo clásico. 2) Despejar las confusiones con el “Neo” liberalismo. 3) Pasar el mensaje: “el problema es el sistema”; el estatismo se encarna en las leyes malas. 4) Mostrar las conexiones entre el ideario liberal y la actualidad cotidiana en política y gobiernos, economía y negocios, cultura, arte y educación, en América y el mundo. 5) Mostrar a los cristianos de todas las iglesias y denominaciones, los nexos entre el capitalismo liberal, la Biblia, la historia cristiana y la Historia de Occidente.

II. Por “La Gran Devolución”, formar una corriente de opinión a favor del sistema liberal de Gobiernos Limitados, mercados abiertos y propiedad privada. A favor de la devolución por el Estado a los entes privados de todas las actividades, poderes y recursos hasta ahora usurpados a la sociedad civil, y a sus instituciones propias, que son las familias y empresas, escuelas y Universidades, iglesias y demás entidades y asociaciones voluntarias. Y a favor de la toma del Congreso por congresistas liberales, para la derogación de las Leyes Malas, y para impulsar las Cinco Reformas.

III. Un Movimiento por el “Perú Nuevo”, vertebrado en todo el país, para ir introduciendo nuestra oferta en la Agenda Política nacional, hoy dominada por los intereses de la politiquería estatista, en el marco de la connivencia social-mercantilista. Para discutir ampliamente la reforma política, la reforma económica, y las tres reformas sociales que impulsamos. Las siguientes: 1) la Reforma del Estado, los Gobiernos y la política, centrada en la recuperación de las funciones estatales propias: seguridad, justicia, y obras de infraestructura, sin reglamentarismos, y sin tributación excesiva; 2) la Reforma de la Economía, la Banca y los Negocios, para tener libertad, con crecimiento, desarrollo, prosperidad y bienestar para todos; y las Reformas sociales: 3) Educación, 4) Atención Médica, y 5) Jubilaciones y Pensiones, apoyando en estos servicios a los más pobres con cupones, en la transición.

IV. Un Debate Nacional, sobre las Cinco Reformas, que son las llamadas “Reformas Micro” o reformas estructurales, pendientes desde los años ’90. Y sobre las Leyes Malas, que son todas las que impiden realizar esas reformas. Este es un tiempo para presentar ante la opinión a nuestros líderes, voceros y especialistas, discutiendo con nuestros oponentes sobre nuestras ideas y propuestas, en especial las reformas: sus contenidos, sus formas y modalidades, sus fundamentos y razones, sus ventajas para todos. Para hablar de Política, no de politiquería, retando a las fuerzas y factores políticos a tomar posiciones a favor o en contra, total o parcialmente. Aprovechando las elecciones municipales y regionales de 2014, pero sólo como escenario de discusión y propaganda.

V. Campaña Nacional de Opinión para dar a conocer “la Gran Devolución” a todo el país y a todos los sectores sociales, comparando “los tres sistemas”: 1) Mercantilismo, 2) Socialismo, y 3) Capitalismo Liberal. Mostrando el actual “sistema mixto” de Mercantilismo y Socialismo.

VI. Encuesta Nacional de Opinión en todo el país: “¿Cuál de los tres sistemas prefieres para vivir?”

VII. Candidatos al Congreso se presentan para las elecciones parlamentarias de 2016, identificados con el Perú Nuevo. Se comprometen a dejar atrás el Perú Viejo: estatismo, corrupción, personalismo y caudillismo, demagogia y promesas populistas, cambio de favores, mercantilismo y socialismo.

VIII. Un Pacto Nacional por “La Gran Devolución”, firmado por nuestros candidatos al Congreso, de diversos partidos e independientes, con sólo dos compromisos: 1) La derogación o suspensión de todas las Leyes Malas, a fin de 2) dar impulso a las Cinco Reformas.

IX. Congresistas Liberales promueven “La Gran Devolución” en sus regiones y municipios.

X. “Un país, dos sistemas” los congresistas liberales movilizan a sus electores y simpatizantes a favor de las Zonas Económicas Especiales; es decir: las Ciudades y Territorios Libres de Estatismo.

XI. Derogación de las Leyes Malas en todo el país como “Plan A”, si el número de congresistas liberales es suficiente. De otro modo “Plan B”: suspensión de su vigencia en las Ciudades y Territorios Libres de Estatismo, según los resultados de la Encuesta Nacional de Opinión.

XII. Las Cinco Reformas en las Ciudades y Territorios Libres de Estatismo. De este modo la gente puede ver con sus propios ojos y comparar los resultados obtenidos respectivamente con el sistema liberal y con el estatismo en las diversas ciudades y regiones, como es por ej. en China, sin que sea necesario que la gente se ponga a leer todo eso que escribieron Bastiat, Mises, Hayek, Hazzlitt, Rothbard, etc., o lo que escribimos nosotros. Será mucho más simple y directo: comparar riqueza contra pobreza, libertad contra opresión, desorden, crimen e iniquidad, contra seguridad y justicia.

Todo el mundo por fin se convencerá cuál sistema es bueno y cuál es malo, y demandará y exigirá que el buen sistema sea ampliado a todo el país, sin mayores discusiones, pretextos ni dilaciones.

Más información: “MANIFIESTO LIBERAL”

publicado en la Web http://liberalismoclasico.org